Blog Hofmann
Blog Hofmann

¡Diciembre ya está aquí! Y, a partir de ahora, los días los contaremos de otra manera. Es la época del calendario de adviento: un calendario que funciona como una cuenta atrás para que los niños -y no tan niños- sepan cuánto falta para Navidad.

Esta tradición viene de la Alemania protestante del siglo XIX, en la que los niños encendían una vela por cada día que pasaba hasta el día 24 de diciembre.

Además de la dulce espera que supone la llegada de la Navidad, el calendario de adviento tiene un toque todavía más dulce, ya que detrás de cada día hay bombones o caramelos que se descubren al entrar el nuevo día.

Pero estos calendarios van evolucionando, como todo, y ahora también podemos encontrar juguetes o libritos detrás de cada días. Y en cuanto a su forma, el calendario de adviento también va cambiando y evolucionando hacia versiones mucho más creativas. ¡Mira algunas! 

Ideas para crear calendarios de adviento personalizados

Calendario de adviento DIY con tubos de papel higiénico

calendario adviento casero

La ilusión en estas fechas no tiene límites, ni la creatividad tampoco. Así te puedes montar un calendario: solo necesitas 24 rollos, un poco de hilo, papel, pegamento, cartón y unas tijeras.

Con todo ello puedes crear una especie de casita en la que cada rollo equivale a un día. La sorpresa va dentro del rollo, que va tapado con trozos circulares de cartón.

Calendario de adviento casero con sobres

calendario adviento casero

Hagamos que nuestro calendario de adviento sea un elemento de decoración navideña más. Coge 24 sobres, señala el día, píntalos como quieras, pero siempre con un toque navideño, ¡et voilà!

Con cajitas de colores o tazas

calendario adviento casero
Fuente: apminteriorismo.com

Compra las cajitas en cualquier tienda (las encontrarás fácilmente) y marca cada una con su número correspondiente. Rellénalas de lo que quieras y apílalas a modo pirámide.

Vamos a armar un árbol de Navidad. Hazte con unos trozos de madera (que irán formando las ramas), uno alargado (que será el tronco) y empieza a colocar tazas como si fueran las bolas navideñas.

Ah, por si acaso, en Hofmann personalizamos tazas con la foto que tú quieras, haz clic en el botón y personaliza la tuya 😉

Personalizar mi taza con mis fotos

Calendario de adviento manual en corcho

En este caso vamos a hacer una especie de cajitas de corcho. Las decoramos un poco, las colgamos en la pared e incluso podemos meter figuras que peguen con la decoración que hayamos propuesto.

Calendario de adviento con macetas

calendario adviento casero
Fuente: apminteriorismo.com

Esas macetas de metal que ahora se llevan tanto van a servir de recipiente para nuestros regalitos. Ponles un número con su día correspondiente y tienes un calendario de lo más original.

Ideas para rellenar calendarios de adviento con fotos

calendario adviento casero
Fuente: Due-home.com

Vamos a cambiar los regalitos por fotos, así cuando destapemos un día nuestro regalo será una foto, un recuerdo bonito. Este es de los preferidos de Hofmann, está claro porqué, ¿no?

Imprimir mis fotos

Para los amantes del café

Una época muy de estar en casa calentitos, con la familia, disfrutando de un buen café… Por ahí van los tiros, porque vamos a usar vasos de café para llevar y simplemente colgándoles una etiqueta con el número del día, tendremos un calendario a nuestro gusto.

Cómo hacer un calendario de adviento para niños

Desde que los niños descubren qué es la Navidad y todo lo bueno y bonito que trae consigo (y no me refiero sólo a los regalos), la pregunta es constante: “mamá, ¿cuánto falta para Navidad?”. Y la respuesta la tienen los calendarios de Adviento. ¡Empieza la cuenta atrás!

Dado que eso de contar días es algo abstracto y complicado para los más pequeños, hay un recurso que siempre funciona de maravilla: los calendarios. Ahora los días tienen un sentido completo y redondo y agrupan todo lo que va desde tachar un día hasta tachar el siguiente. A los pequeños les resulta más fácil comprender qué significa realmente el tiempo y para los padres, es más sencillo explicarles, por ejemplo, cuándo llega el próximo fin de semana o el cumple de un amigo.

Además, tachar el día que acaba de terminar en el calendario se convierte en parte de la rutina diaria y sirve como excusa perfecta para que la tarea de “irse a la cama” sea más llevadera. En lugar de “vamos a prepararnos para ir a la cama”, ahora el reclamo es: “vamos a tachar el día en el calendario”. Y los niños van felices, aunque a esto le sigan las mil y una tareas previas a acostarse: pijamas, cepillado de dientes, etc.

Con la Navidad ya cerca, os sugerimos dos calendarios de advientos para niños que podéis hacer en casa. Si tenéis tiempo, no podréis resistiros al primero; pero si vais más apurados, no perdáis detalle a la segunda propuesta porque es rápida, sencilla y no hace falta ser muy manitas para lograr un resultado genial.

Calendario de adviento con caramelos para niños DIY

Para hacer este calendario necesitas: 7 folios blancos o de colores, celo, un rotulador, papel para envolver (nosotros hemos optado por papel pinocho de color rojo), una cinta o hilo, tijeras infantiles y una percha. Y 24 chocolatinas (multiplicadas por el número de hijos que tengáis).

calendario adviento casero

El espíritu de este calendario de Adviento es compartir los preparativos, hacerlo en familia y reservar un momento de juego entorno al paso de cada día. Os aconsejamos optar por hacer una especie de búsqueda del tesoro que mamá o papá tendrán que preparar antes de que los niños lleguen del cole (algo sencillo, que no os lleve más de dos minutos).

Cada día, los niños abrirán un caramelo (el que figure con el número del día) y encontrarán un mensaje donde se dice el lugar en el que está escondido el chocolate. Para que todo funcione bien, lo primero que hay que hacer es un listado con el lugar donde esconder las chocolatinas.

Los folios los partimos doblando muy bien cada uno en cuatro partes y apretando bien con la uña sobre los dobleces para que después se rasgue fácilmente sin utilizar tijeras. En total, se necesitan 24 cuartos de folio.

Después se enrollan los trocitos como si fuera un pergamino sujetándolo con un trocito de celo y se envuelve en el papel pinocho que se dobla muy fácilmente. Sobre cada caramelo, pegamos el número del día haciendo un anillo con celo y atamos una cuerdecita. En un extremo, el caramelo, en otro, una percha.

calendario adviento para niños

El resultado es bastante simpático. Desordenado, pero simpático. No es lo más elegante del mundo, pero desde luego lo pasaréis genial haciéndolo e igual de bien buscando los tesoros que nos esperan.

Calendario navideño para niños con fotos

Una alternativa más rápida y sencilla, dejando de lado el chocolate y aprovechando la creatividad de los niños, es crear un calendario que cada de, no chocolate, sino una historia.

Con el revelado retro de Hofmann puedes conseguir 24 fotos, un cordón muy chulo, washi tape y hasta pincitas para colgar las fotos. Sólo hace falta añadir 24 sobres del color que más os guste (el pedido viene con un sobre de cartón que se cierra con un imán chulísimo para guardar todas las fotos, así es que podréis guardarlas ahí e incluso regalarlas pasado el día 24). Resumiendo, casi todos los materiales incluidos para hacer un calendario de Adviento sencillo.

Revelar mis fotos

Pegando el cordón a la pared con la washi tape del kit y colgando las 24 fotos numeradas con el día del mes, no se tarda más de 5 minutos en tenerlo listo para comenzar la cuenta atrás hasta el 25 de diciembre.

El primer paso es buscar las fotos y poner en cada una un mensaje que pueda convertirse en el espíritu de una historia. En el diseño de fotos retro hay un espacio de texto que podéis rellenar con la frase que queráis, así que es sencillísimo porque ya recibes todo en casa listo para colocar. El resto, ¡sencillísimo y el resultado, muy vistoso!

¿Os animáis con estos calendarios navideños?