Viajar es un placer y un vicio. Una vez empiezas, es difícil parar. Dicen también que viajar es lo único que te hace rico a pesar de gastar dinero, y es que las experiencias que vives en un viaje te hacen sonreír cada vez que las recuerdas. Lo mejor de todo, es que todos esos recuerdos pueden compartirse con las personas con las que realizas el viaje. Por eso, ¿qué hay  mejor que viajar y disfrutar juntos?

Planes para disfrutar viajando juntos

Viajar en pareja

Los viajes en pareja son perfectos. La ilusión de elegir un destino que os gusta a los dos, buscar un hotel que os encante, organizar cada día… Todo esto es también parte de la experiencia del viaje juntos. Seguro que entre vuestros viajes en pareja habéis recorrido las calles de París, habéis disfrutado del encanto de Roma o visto el atardecer en Londres sobre el Támesis. Y, si no es así, ¡ya tenéis próximos destinos!

Viajar en familia

Si algo tienen los viajes en familia es que es un momento perfecto de unión. Inmersos en la rutina del día a día, los padres trabajando y cuidando la casa, los hijos estudiando y haciendo los deberes… Cada uno hace su vida y son pocos los momentos de unión en los que estáis todos los integrantes de la familia. Por eso, viajar en familia es la manera perfecta de afianzar los lazos de unión y conocerse más los unos a los otros.

Los destinos pueden ser muy variados y suelen marcarlos las edades de los hijos. Si son todavía pequeños, seguro que disfrutan viajando a algún destino con parques de atracciones como Disneyland París (aunque sabemos que este parque muchas veces hace más ilusión a los padres 😉 ), pero si son más mayores se puede optar por otros destinos europeos, como Budapest o Viena, descubrir otras culturas juntos como, por ejemplo, viajando a Marruecos, o saltar el charco para viajar a Nueva York. Podéis hacer un viaje muy diferente también si dedicáis unos días a hacer algunas etapas de El Camino de Santiago y ver cómo, en equipo, conseguís cumplir vuestros objetivos día a día. ¡Veréis cómo se potencia así la unión de la familia! Cualquier destino apetece. Solo tenéis que poneros de acuerdo. Sin duda, estos son los viajes que más recordarán los pequeños a lo largo de su vida. ¡Muy importante hacer fotos constantemente! Podéis hacer un Hofmann de cada viaje para aseguraros de que esas fotos se conserven siempre.

Viajes con amigos

Si algo tienen los viajes con amigos, es que de lo organizado hasta el resultado final puede haber mil improvisaciones, pero también son los que más anécdotas divertidas suelen dar. Los viajes con amigos pueden ser muy diferentes, depende de las aficiones que tengáis en común. Podéis disfrutar esquiando, en algún destino de playa… Eso sí, garantizadas las risas desde que se coge el avión hasta que se regresa. Las siguientes veces que quedéis estaréis repasando cada anécdota del viaje. Recuerda que en estos viajes es muy importante no irse el primero a la cama, porque te puedes perder lo mejor 😉

Tags : Viajes