Blog Hofmann
Blog Hofmann

Tokio es una ciudad maravillosa. De esas ciudades donde no puedes despegarte un segundo de tu cámara porque siempre están pasando cosas.

Estuve en el mes de abril, según dicen, el mejor mes del año para viajar a Japón.

Llevé tres cámaras, de distintos formatos, para no duplicar. Una réflex digital, una compacta analógica y una instantánea que compré allí y que dio mucho juego.

Vista-Tokio

Estos son algunos sitios que no puedes dejar de fotografiar si visitas Tokio:

Las calles de Shinjuku son el Tokio que te imaginas, luces de neón, gente con modelitos imposibles y ambiente a cualquier hora. La gente en Tokio es muy amable y cordial. Si quieres hacer una foto a alguna chica o chico con uno de sus modelitos imposibles siempre te dirá que sí, les encanta posar.

chica-manga

tokio-noche

Shibuya es, junto a Shinjuku, uno de los barrios de Tokio más de modaCentros comerciales gigantes y mucha gente por todas partes. A veces puede parecer una locura, pero acabas acostumbrándote.

tokio-día

El contraste entre las mejores tiendas y marcas del mundo, y las tiendas de jóvenes diseñadores define Harajuku, el barrio para ir a comprar ropa en Tokio. Harajuku también es lugar de reunión de los más frikis  y exhibicionistas de la ciudad. Hay que llevar la cámara preparada porque hay fotos por todas partes.

chicas-japonesas

Después de visitar las zonas anteriores, Asakusa es como volver al pasado. Los grandes carteles luminosos desaparecen y dejan paso a los templos y atuendos más tradicionales.

edificio-tradicional-tokio

rio-tokio

La electrónica y tecnología la encontramos en Akihabara, un lugar para adquirir cámaras digitales, ordenadores y tecnología. También mucho manga. Lo mejor es mirar y curiosear, porque los precios son muy parecidos a los de aquí…

Yoyogi es un lugar ideal para ver la vida de los japoneses más allá de los centros comerciales. Este parque también es el lugar de reunión elegido por los rockabillies donde a veces dan conciertos.

chicos-japoneses

Así es Tokio en Tres días. Si los exprimes al máximo, sin duda te llevarás un gran recuerdo y un gran número de fotos. Por su arquitectura, su gastronomía y su gente, merece la pena.

By: Rai Robledo @RAiRobledo

Tags : Viajes