Blog Hofmann
Blog Hofmann

Cuando se acercan la Navidad hay un tema de conversación que se convierte en la estrella: qué vamos a hacer en Nochevieja.

La cosa está tranquila, pero, de repente, un día nos empezamos a poner nerviosos y todo salta por los aires. Los chats de WhatsApp echan fuego y las cenas son monopolizadas por el tema en cuestión.

¿Y si es con niños? La cosa ya se pone tensa del todo. Pero tranquilidad, lo que hayáis decidido bien estará, lo importante es pasarlo juntos. Por si todavía estáis a tiampo om si llegados a este punto, pensáis que es mejor dejarlo para el próximo año, os dejamos varias opciones para viajar en Nochevieja.

6 planes para viajar en Nochevieja con niños

  • Andorra

Coge la ropa de abrigo, la de esquí y venga, a Andorra. No hay nada como pasar el último día del año rodeado de nieve, después de estar esquiando durante todo el día. Si esquiar es lo que le va a la familia, se convertirá en el mejor plan posible. Palabrita.

  • Disneyland

El plan perfecto para los peques de la casa. Si decidís pasarla en París, no sólo no será una noche más, si no que será inolvidable. Viendo a sus personajes preferidos y en un entorno mágico… ¡Disfrutarán de lo lindo! 

Sí, y a los mayores también se os humedecerán los ojos durante la estancia, porque mola y por la ilusión que os hace ver a los nenes pasarlo en grande.

  • Puntacana

¿Una de playa? Huyamos del frío y las tardes que cada vez son más noches. Llena tu maleta de bañadores, toallas, chanclas, crema y ropa cómoda y fresquita y al Caribe.

Si quieres darles una sorpresa a los niños y convertirte en el mejor planeador de Nocheviejas para ellos, es tu destino.

  • Sky Lantern

Los buenos propósitos del nuevo año empiezan a cumplirse cuando has decidido soltar una linterna de cielo. Éstas provienen de China, pero su precioso significado se entiende en todo el mundo. Elige un lugar especial, o bonito, pide un deseo y empieza Año Nuevo por todo lo alto.

  • Spa

Una cosa, que tampoco hay que volverse locos en Nochevieja, también se puede descansar. Y para hacerlo no hay nada mejor que irse a un spa y más después de todo el año trabajando. Coge el albornoz y unas ganas de relajarse máximas y recibe el nuevo año pensando en el baño que te vas a dar mañana.

  • Casa rural

Probablemente ya habrás hecho este plan con tus amigos, pero tal vez no con niños. Es el momento de llenar el coche de bicis, patinetes, balones, ropa de montaña y ganas de ver a un montón de niños pasarlo en grande.

Todos estos planes dan mucho de sí para sacar un montón de fotos que se puedan transformar en un estupendo regalo de reyes.