Si algo nos encanta del invierno es la nieve. Aprovechamos los tres copos que pueden caer en nuestra ciudad para hacer la foto perfecta y sentir que estamos viviendo un invierno de postal. Sin embargo, la realidad es otra. Y es que, si queremos nieve, la mayoría de nosotros tenemos que desplazarnos fuera de nuestras ciudades para encontrarla. Eso sí, el momento de llegar y disfrutar de ella hará que el desplazamiento haya merecido la pena y tengamos un recuerdo increíble. Mira esta lista de viajes a la nive, ¡no te podrás resistir a hacer uno!

Destinos para disfrutar de la nieve

Sierra de Madrid

Si lo que queremos es disfrutar de un día de auténtico invierno y pasarlo en grande haciendo un muñeco de nieve, lugares como la sierra de Madrid son una opción perfecta. Imaginad unas horas alejados del ruido de la ciudad, con la familia o con amigos, haciendo unas fotos geniales de vuestro día en la nieve… ¡Suena genial! Y para superar el frío, nada mejor que una buena comida y un delicioso chocolate con churros.

Picos de Europa

Elegir los Picos de Europa para disfrutar de la nieve es una opción perfecta. No solo porque la belleza del paisaje está asegurada, sino por la manera de llegar hasta ellos, ya que desde la localidad cántabra de Fuente Dé, por ejemplo, puedes coger un teleférico que te llevará a los picos y te hará gozar de una perspectiva única.

Pirineos

Un enclave perfecto para los amantes de la nieve. La zona de los Pirineos cuenta con paisajes de película y con estaciones de esquí en las que disfrutar de la nieve es prácticamente una obligación. Puedes acercarte a descubrir el tan cercano pero a la vez desconocido país de Andorra y enamorarte de todo su encanto. Capturarás tantas imágenes increíbles que no podrás evitar usarlas para decorar tazas o plasmarlas en un lienzo y decorar tu casa.

Suiza

Para un viaje a la nieve más lejano, Suiza se posiciona como una de las opciones más atractivas. El país cuenta con infinidad de estaciones de esquí de fama mundial, como Girdelwald o Verbier. Puede ser un buen momento para recibir clases de esquí y empezar a disfrutar de este deporte en uno de sus paraísos.

Múnich

Si quieres disfrutar de una nieve más urbana, elegir como destino para tu viaje a la nieve una de las ciudades de centro Europa será un gran acierto. En la época de invierno, ciudades como Múnich tienen semanas de intensas nevadas en las que la ciudad adquiere un encanto totalmente diferente al del resto del año y sus alrededores podrán ofrecerte paisajes de auténtico cuento, como el castillo de Neuschwastein. ¿Qué te parece disfrutar de una escapada a Múnich? Si ya conoces la ciudad, otros destinos como Berlín, Budapest o Viena pueden darte la nieve que estás buscando.

Comienza a buscar unos días libres y organiza tu próximo viaje a la nieve. ¡Y no te olvides de llevar espacio en tu smartphone o una buena tarjeta de memoria en tu cámara para hacer fotos increíbles sin parar!

Tags : Viajes