A lo largo del año acumulamos miles de fotos con nuestra pareja. Los viajes juntos, una tarde de domingo en el sofá, una cena… Cualquier momento es perfecto para hacerse una foto y captar ese recuerdo. Sin embargo, muchas veces esas fotos siguen un patrón común y acaban siendo todas bastante parecidas.

Los momentos con tu pareja son muy divertidos, lo pasáis genial. ¿Por qué no hacer también fotos divertidas que capten toda esa alegría? Te damos algunos ejemplos de cómo innovar en las fotos que te hagas con tu pareja para que al verlas os divirtáis a la vez que recordáis cada momento.

Fotos divertidas para hacerte con tu pareja

¡A ver quién salta más alto!

Seguro que al primer intento no os queda bien. Puede que ni al segundo, ni al tercero, ni al cuarto, pero el resultado final merecerá la pena. Hacerse fotos saltando consigue dar un efecto súper divertido. Las caras resultantes son totalmente improvisadas, los gestos muy naturales, y la postura totalmente diferente a las fotos más tradicionales. Hacerse fotos saltando engancha. Hay quienes optan por hacerse siempre una foto de este tipo en los viajes, con el monumento representativo de cada ciudad. Al final puedes crear un Hofmann divertidísimo saltando alrededor del mundo. ¡Empieza cuanto antes!

¡Bola va!

¿Quieres unas fotos en pareja de tu viaje a la nieve diferentes? Solo necesitarás que alguien lance un poco de polvo de nieve entre el objetivo y vosotros y conseguiréis un efecto tan divertido como el de la imagen. Otra cosa no, pero quedará bien claro que estábais disfrutando de un invierno auténtico.

Follow me to

Murad Osman popularizó este tipo de imagen que ha cautivado a sus millones de seguidores en Instagram. Se trata de dar un giro a las tradicionales fotos de pareja para conseguir esta divertida composición en la que se hace partícipe al espectador de la escena. Como ves, no es nada complicado. Bastará con dar la mano a tu pareja y que ella mire hacia adelante.

Fotos con mensaje

Incorporar elementos a tus fotos puede hacer que sean mucho más originales. Por ejemplo, un libro que haga referencia a lo felices que sois. Tendréis que ceder un poco de protagonismo, pero la foto quedará muy divertida.

Siluetas

La sencillez de una silueta puede transmitir mucho en una imagen. Haceros fotos a contraluz con gestos de complicidad puede daros resultados tan originales como el de la imagen. Podéis probar con un abrazo, una imagen de los dos corriendo el uno hacia el otro, o juntar la idea con la del salto y conseguir un efecto súper chulo. ¡Las posibilidades son infinitas!

Lo bueno de llevar a cabo estas ideas para conseguir fotos de pareja divertidas y diferentes es que podrás ir reuniéndolas todas para cuando llegue vuestro aniversario o quieras hacer un regalo de San Valentín diferente, puedas recurrir a ellas para crear un Hofmann de vuestras fotos juntos.