Blog Hofmann
Blog Hofmann

Oliver Vegas cuenta, nada menos, que con más de 400.000 seguidores en Instagram (@ovunno). Él forma parte de ese “extraño” grupo de Instagramers que, al igual que Misswinter (una de las cuentas con más seguidores de España), no se dedica únicamente al arte de hacer post en las redes sociales. Vegas es fotógrafo profesional, además de profesor de fotografía, por lo que si quieres iniciarte en este “mundillo” o que tu cuenta de Instagram esté más bonita -todavía-, lee atentamente sus respuestas.

Índice de contenidos

Estás en Instagram desde septiembre de 2011… fuiste uno de los pioneros, ¿cómo descubriste esta red social y qué es lo que te atrajo de ella?

Descubirla fue una sorpresa, porque era “negado” para las redes sociales. No tenía ni Facebook, ni Twitter. Siempre recordaré que era el cumpleaños de un amigo; como sabían que soy fotógrafo y que me apasiona viajar, me direjon que había una nueva App que no tenía nada que ver con Facebook, que su estilo en fotografía instantánea de 1:1 y el hecho de compartir en el momento me gustaría. Así es que ese mismo día creé mi cuenta y publiqué mi primera foto. Con el paso del tiempo comencé a compartir mis viajes y lo que hacía; me resultaba apasionante poder retransmitir en directo, sin filtros ni procesados, dónde estaba y qué hacía.

¿Recuerdas cuál fue la primera de tus fotos en tener miles de likes, o todo sucedió de forma paulatina?

Gran pregunta. Al principio, la plataforma contaba con la particularidad de que podías ser sugerido y que tus fotos apareciesen en la pagina de “populares”. Ahora se llama “explorar”, pero entonces al aparecer en “populares” esa foto estaba ahí durante tres horas, con una visibilidad en todo el mundo, por lo que podían acumularse likes y comentarios. Mis primeras fotod no alcanzaban los 500 likes…

Ya eras fotógrafo antes de triunfar en Instagram pero, ¿cómo te ha ayudado la red social en tu carrera?

Pues me ayudó a abrir un nuevo campo de visión, a aprender de otros, a darme a conocer, a poder viajar… Aunque hoy en día la plataforma ha cambiado mucho, pues casi todo el mundo tiene un perfil y hay gente muy buena, me siento muy afortunado de tener tanto soporte, que gente de todo el mundo me tome como referencia, me envíen emails, comentarios, mensajes directos… No puedo estar más agradecido, para mí eso ya es un triunfo y todo un regalo.

Fotógrafo VS Instagramer… ¿Cuál es para ti la diferencia?

Se trata de una terminología nueva creada por una red social y considero que, en ocasiones, no hay diferencia. Está claro que la red social ahora se ha convertido en un referente para gente famosa, bloggers, deportistas, fotógrafos… todos comparten algún momento o les sirve de portafolio. Pero en principio, el verdadero Instagrammer es aquel que hace sus fotografías con el teléfono móvil, las edita y comparte directamente desde la aplicación. Así es que creo que la diferencia está ahí, aunque en el fondo todos los que pasamos tiempo en la aplicación seamos Instagramers.

La eterna pregunta… ¿Cuál es el secreto para tener miles de seguidores y de likes?

Uf, no sé, ahora todo se basa en un algoritmo, en responder a tus seguidores, ver fotos de los demás… Sólo ellos saben los ingredientes de la masa, pero sí que es verdad que la constancia, saber responder a la gente, apreciar tu trabajo y transmitirlo, hace que repercuta en tu perfil.

¿Sigues siendo tú quien gestiona tus propias redes sociales, hace los post, etc.?

Sí, todo, Twitter, Facebook, Instagram… Durante un tiempo intenté repartir el trabajo y delegar, pero se pierde toda la esencia. Por lo que prefiero ser yo directamente quien haga casi todo el trabajo, es mas personal, llega a la gente y realmente lo que transmito es lo que siento… Así los seguidores se pueden sentir mas identificados.

En tus fotos hay elementos que permanecen desde el principio, otros que has ido introduciendo con el paso de los años… ¿Qué significan/simbolizan para ti la brújula, la naturaleza, el cielo, el mar…?

Son elementos que han ido pasando por mi vida, todos ellos tienen un significado, algo que ha marcado un momento especial. La fusión de todos ellos son las diferentes etapas, las sensaciones que han querido mostrar una parte de mi. Por ejemplo, la brújula fue una de aquellas cosas que tuve que aprender a utilizar en el mar y en la montaña, sobre todo para los momentos en los que el teléfono no funciona. Así con cada una de ellas…

¿Cuál es el lugar que más te has gustado fotografiar de todos los que has visitado?

Te podría decir que todos. En cada uno de ellos he encontrado algo especial, pero es cierto que me enamoré en su día de Australia y cada año necesito volver.

¿Y el que todavía no has fotografiado pero te encantaría?

Tengo pendiente fotografiar Nueva Zelanda y Japón, pero este año ya está dentro de mis planes.

París es una ciudad a la que siempre vuelves… ¿Qué tiene de especial como entorno para fotografiar?

La verdad que tiene una luz especial. Cierto es que en el último año no la he pisado, pero he vuelto más de una vez porque me atrae, tiene tanto todavía que no he visto…

¿Qué equipo sueles llevar en tus viajes?

Uf… el eterno problema cada vez que hago la mochila. Todo depende de dónde tenga previsto ir y el tiempo que vaya a estar fuera. Pero siempre suelo llevar, como mínimo, un par de objetivos y dos cuerpos de cámara. Para mí es muy importante intentar ir con lo justo y necesario, pero sé que es una dificultad y que acabo por meter más de lo que necesito. Sobre todo porque hago vídeo y foto, así es que suele ser un equipo bastante amplio.

Como fotógrafo y profesor de fotografía, ¿cuáles son para ti las claves de una buena foto?

No hay una clave para una buena foto, todo depende del ojo con el que la mires. Está claro que en este mundo existen muchos puntos que influyen para calificar una fotografía. Desde mi punto de vista, aquellas con las que puedes aguantar la mirada más de tres segundos y contemplarlas con tiempo, son las buenas. Conseguir que alguien pueda disfrutar de un momento, ya sea un selfie, una foto con el teléfono, un instante… Lo más importante es que te guste a ti y que tenga un significado.

¿Cuál es el equipo básico/mínimo que necesita alguien que está empezando?

A la velocidad que avanza la tecnología, hoy en día, es muy fácil poder acceder a un equipo medianamente de calidad que aporte un resultado atractivo a las fotografías. Yo intento siempre verlo a través de la mirada del amateur. Con una cámara y un objetivo que sea un poco versátil es más que suficiente. Además de acostumbrar la mirada, que quizá sea lo más difícil, tú eres quien maneja la cámara y pulsa el botón, así es que la decisión es de uno mismo. Estamos malacostumbrados, creemos que un equipo de más valor, más grande y más pesado será mucho mejor y no es así. Yo tengo grandes fotografías que están tomadas con el móvil. Todo depende de ti, de tu mirada…

En las fotos que publicas en Instagram, ¿cuál es el porcentaje de planificación VS improvisación?

Te podría decir que un 50/50. Cierto es que todo depende del trabajo que tenga, ya que gran parte del mismo no se ve en mi canal, en mi web o en mis redes sociales. Es el trabajo que hago para marcas o empresas que utilizan las fotografías para medios digitales, prensa o incluso para sus redes sociales.

Para terminar, si tuvieras que elegir una de tus fotografías para poner en un lienzo Hofmann, ¿cuál sería y por qué?

No sabría decirte cuál, creo que precisamente algunas de las que no están en mi perfil de Instagram. Hay grandes fotos a las que tengo mucho cariño y que todavía están sin publicar. Es como mi pequeño espacio personal que, un día, seguramente expondré. Porque tienen un significado muy importante y no son más buenas o más malas, sino que representan momentos que me traen sensaciones al revivirlos de nuevo.