Si hay un plan familiar por excelencia en otoño, ese es hacer manualidades con los niños. Los días se acortan, las temperaturas bajan y, con suerte, hasta la lluvia nos honra con su presencia. Quedarse en casa es un must y disfrutar de tiempo juntos, sin prisa, un placer para niños y mayores.

Cómo hacer un álbum de maualidades

Por eso, sentarse en torno a una mesa y crear se convierte en un plan de lujo que disfrutar, una gran actividad que hará volar nuestra imaginación y la de nuestros retoños. Pero lo mejor de todo es que en otoño la naturaleza nos obsequia con los mejores materiales para divertirnos. Ni ojos de plástico, ni goma eva, ni silicona transparente… Para mis peques, hojas y castañas son los elementos principales para las manualidades de este tiempo, así es que se acabaron las visitas a las papelerías para conseguir material. A cambio, completamos el plan con paseos y pasamos las tardes recogiendo un poco de todo lo que la naturaleza nos ofrece.

Hace unos días, después de hacer unos cuantos ramos de hojas secas y un diario de “naturaleza del barrio”, en el que pegamos las hojas que encontramos (un resultado un poco penoso, así que no os lo enseño ;), ¡me quedé sin ideas!

[av_gallery ids=’4324,4325,4326,4327,4328,4329,4330,4331′ style=’big_thumb’ preview_size=’portfolio’ crop_big_preview_thumbnail=’avia-gallery-big-crop-thumb’ thumb_size=’portfolio’ columns=’5′ imagelink=’lightbox’ lazyload=’avia_lazyload’ custom_class=”]

Así que, ávida de juegos para pasar las tardes con mis hijos lejos de las pantallas, pregunté a una de las personas más creativas que conozco: a mi amigo Raúl Bermejo, maestro y autor de Thinks for Kids y autor de varios libros (Thinks for kids y Ser maestro). Sus ideas con hojas y pintura nos regalaron una tarde de creatividad sin límites.  Las fotos que incluyo son las suyas, que tiene unas manualidades maravillosas, aunque nosotros también hemos hecho nuestros experimentos 😉

Como me comentaba Raúl, no siempre hace falta tener un objetivo final como representar ratoncitos con nueces o momias con rollos de papel, aunque también nos encantan estas manualidades sencillas que quedan tan bonitas. ¡No hace falta que os explique el paso a paso porque ya veis lo resultonas que son! Para que esas manualidades no quedasen perdidas u olvidadas en cualquier lugar, hicimos también un álbum Hofmann recopilando todas ellas, como veís, el resultado quedó chulísimo, y a los peques les encantó ver sus creaciones plamadas en papel. ¿Os animáis a intentarlo?

BY Mamá Tiene un plan